3 textiles del hogar prácticos para todo el año

Disfrutar de tus textiles del hogar debería de ser algo que puedas hacer todo el año en lugar de tener que guardarlos durante una estación completa. Recuerda, la ropa de cama barata no es aquella que cuesta menos dinero, sino a la cuál se le quita más partido durante todo el año. Veamos algunos ejemplos de textiles para todas las estaciones.

1-Fundas de sofá

Las fundas de sofá son útiles todo el año porque las hay de todos los tamaños, modelos y tejidos. Algunas pueden ser más cálidas, otras más frescas y la gran mayoría, perfectas para todo el año. Proteger el sofá no es cosa solamente de una estación y por eso hay que usar este tipo de fundas los doce meses del año.

Eso sí, nada nos quita que podamos tener modelos más coloridos para el verano y otros ligeramente más sobrios para el invierno si es lo que nos gusta.

2. Colchas bouti

Las colchas bouti son tendencia ahora mismo y por eso muchas personas apuestan por ellas para usar durante todo el año. En los lugares más cálidos no es necesario reforzarlas con nada más, incluso se quitan durante la noche en los meses de calor para que permitan dormir frescos.

En los lugares más fríos, sin embargo, el truco está en usarlas como colcha de adorno pero para abrigarse poner por debajo un relleno nórdico a modo de manta. Así, se juega con la ventaja del nórdico por centro y con la belleza de las colchas bouti en el exterior.

3. Rellenos nórdicos

¿Todo el año con un relleno nórdico en cama? Pues dependiendo de la zona de España en la que vivas, sí. Los rellenos nórdicos no tienen por qué ser gruesos y muy cálidos, los hay muy finos y ligeros que son ideales para esas noches frescas que hay en muchos lugares del norte de España.

En las zonas montañosas de León o de Asturias, por ejemplo, es común que por la noche refresque y que incluso en el mes de julio o de agosto se agradezca algo cálido en cama durante la noche. Estos nórdicos finos son perfectos y se pueden usar todo el año como refuerzo de los más gruesos.

De hecho, se suelen unir con corchetes o ganchos para que sean más fáciles de manejar como una única manta. Los sistemas cuatro estaciones están formados por un edredón grueso y uno fino. El fino es perfecto para el verano, el grueso para entretiempo y juntos, son la opción ideal para el invierno.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *