Aumento de pecho: ¿Salud… o moda?

pechos

Aunque la moda y la cirugía estética aparentemente sean temas distintos, en ocasiones se entrelazan. Algunas intervenciones de cirugía estética, como el aumento de pecho o la reconstrucción mamaria, pueden ponerse de moda repentinamente, cuando una actriz universal como Angelina Jolie, comunica que se va a realizar una doble mastectomía para prevenir un posible cáncer de pecho futuro.  Veamos ahora algunas consideraciones sobre las razones que llevan a una gran cantidad de mujeres en España a realizarse esta intervención. ¿Aumento de pecho: salud o moda?

¿Cuáles son los motivos que llevan a las mujeres a realizarse una intervención de aumento de pecho?

La intervención de aumento de pecho o cirugía de implantes de mama es la operación estética más demandada en España. Según los datos que recoge la Sociedad Española de Cirugía Plástica, Reparadora y Estética (SECPRE), entre 18.000 y 19.000 mujeres españolas se someten a operaciones de aumento de pecho cada año.

La intervención supone un paso importante, y en la mayoría de los casos positivo, para todas aquellas mujeres que deciden operarse. Los estudios han demostrado que los implantes de mama pueden ayudar a aumentar la autoestima, la imagen corporal y la satisfacción sexual. “Los motivos son tan diversos como las mujeres que se someten a la intervención”, confiesa el doctor especialista en aumento de pecho Julio Terrén.

Recuperación de la figura después del parto

A pesar de que ser madre es uno de los mayores placeres de la vida, el embarazo, el parto y la lactancia pueden tener un impacto significativo en el cuerpo de la mujer, especialmente en sus pechos.  Una vez que los hijos se han destetado, la mujer puede encontrar que sus pechos se ven pequeños y totalmente flácidos. El aumento de senos puede ayudar a las madres a recuperar la forma original de sus senos mediante la restauración de su volumen.

Reconstrucción de la mama después de la mastectomía

La reconstrucción del seno es un tipo de cirugía al que se someten las mujeres que han perdido la totalidad o parte de la mama debido al cáncer. La cirugía reconstruye el montículo del seno de manera que se recupera el mismo tamaño y la misma forma que se tenía antes de la enfermedad. Se utilizan las mismas prótesis que se utilizan en la cirugía de aumento.

Las reconstrucciones de la areola y del pezón se realizan cuando la nueva mama ha tenido tiempo para sanar (alrededor de 3 ó 4 meses después de la cirugía). El tejido usado para reconstruir el pezón y la areola se toma del cuerpo de la paciente: de la mama recién creada, del pezón opuesto, de la oreja, del párpado, de la ingle, del muslo o de las nalgas. En algunos casos, los médicos emplean piel de donantes.

Falta de desarrollo mamario

No se trata de un problema de salud en sí mismo, pero las mujeres que sufren poco desarrollo mamario pueden ver como disminuye su autoconfianza por la falta de una forma (fisionomía) femenina. Eso sí, hay que tener en cuenta que las pacientes que no hayan completado su desarrollo mamario no deben someterse a un aumento de pecho.

Motivos meramente estéticos

También hay muchas mujeres que sin tener ninguna anomalía en su pecho deciden pasar por el quirófano con fines meramente estéticos, para aumentar el tamaño, el volumen o mejorar la forma de sus senos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *