El colmo para las mujeres

Desde que el mundo es mundo (más o menos) venimos escuchando y aguantando lo de que mujer al volante peligro constante. ¡Vaya estupidez! No hay nada más hipócrita que esa frase ya que según los estudios desde hace más de treinta años, las mujeres somos más prudentes, tenemos menos accidentes y conducimos como norma general mejor que los hombres. Esto no lo digo yo, no me lo he inventado, lo dice un estudio hecho para mayor satisfacción de todas las féminas por hombres de la universidad.

Sí que es cierto que se pueden sacar conjeturas de estas palabras y sacar con ellas algunos datos que son ciertos, somos unas negadas para la mecánica, siempre necesitamos ayuda a la hora de arreglar el coche, siempre pasamos el testigo cuando es la hora de hacer algún arreglo al coche, es por esto que solemos llamar a nuestro padre, pareja o amigo para conseguir desguaces de coches online y poder comprar la pieza que nos hace falta.

También es cierto que las mujeres obtenemos algunos beneficios solo por ser eso, mujeres. En el seguro del coche, conseguimos un precio mejor, esto no viene vinculado a la desigualdad, vienen unidos a la cierta realidad de que tenemos menos accidentes y es por esto que las compañías de seguros nos premian con un descuento en las pólizas para asegurar nuestros coches. Somos por naturaleza más pacientes, somos más tranquilas, más respetuosas y mejores conductoras que los hombres.

He leído hace poco un artículo en el que se podía leer que las mujeres aciertan con más éxito los exámenes de conducir, tanto los teóricos como los prácticos, eso sí, damos más clases prácticas y tardamos un poco más en conseguir llevar el coche pero una vez que lo hacemos, ya es como si lo lleváramos haciendo toda la vida.
Queremos igualdad, sabemos que somos capaces de hacer todas las cosas que pueden hacer los hombres, no es una cuestión de fuerza, pues hay mujeres muy fuertes, es una cuestión de voluntad por parte de todos, y con un poco de esfuerzo por parte de los dos géneros podemos conseguir ser iguales ante los ojos de todos, igualdad en los salarios, igualdad en las responsabilidades y en los puestos e igualdad en todo. Siendo así podemos hacer el pequeño esfuerzo de aprender a cambiar una rueda o saber algo más de mecánica.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *