Pensamientos no eroticos

virgisegur 23 Marzo 2009 0


Casi todas las personas tenemos una media de 4 pensamientos no eróticos mientras mantenemos relaciones sexuales con nuestra pareja, pero, ¿cuáles son los más frecuentes?, ¿hay pensamientos antieróticos estándars?, cuéntanoslo!!!

Casi todos tenemos al menos una distraccion fatal por encuentro, es decir, pensamientos no eróticos cuando estamos en la cama con otra persona. El nivel de confianza y el conocerse son muy importantes para que nada de esto pase, aunque a todos, absolutamente todos, nos vienen pensamientos que nos bajan la líbido y nos cortan el rollo. ¿Cuáles son estos pensamientos?, ¿son comunes para todos los mortales?

Pues parece que sí, que a casi todas las personas de la misma cultura nos abordan los mismos malos rollos mientras mantenemos realaciones sexuales con otras personas.

Fue en 2005 cuando Christine Purdon y Laura Holdaway hicieron una encuesta preguntando por los pensamientos antieróticos que habían aparecido en los últimos encuentros sexuales. Casi todo el mundo coincide en lo siguiente:


1. Intrusión

De repente estás con tu chico en tu cuarto y te entra un pensamiento que te pone nerviosísima: ¡¡ y si llegan mis padres !! Imagínate, en sólo un segundo has echado por la borda casi dos horas de preparativos, mimos, detalles y líbido.

2. Vergüenzas y complejos

Estás en el típico momento que tu pareja te escanea todo el cuerpo y ¡de repente! no aguantas la vergüenza y empiezas a hacer un repaso mental de tu celulitis, las cartucheras, los granitos, los pelitos, etc Ya no hay forma de continuar.

Esto ha significado un antes y un después en ese momento tan especial que estabas teniendo con tu pareja en la cama, pero ¿por qué me pasa esto a mi?, tranquila…es algo de lo más normal porque siempre queremos agradar al otro y pensamos que lo que no nos gusta a nosotras a ellos tampoco les va a gustar.


3. E.T.S (Enfermedades de transmisión sexual)

Si tuvieramos que poner un orden a este listado, esta sería la primera cuestión que destacaríamos. Preocuparse por las enfermedades de transmisión sexual es algo que tendríamos que hacer siempre, por eso, es normal que te venga a la cabeza.

4. ¿Estaré a la altura?

Muchas veces nos pasa que mientras estamos disfrutando de nuestra pareja y, aparentemente, va todo viento en popa y a toda vela hacia el orgasmo, pero ¡de repente! en nuestra cabeza se instala la siguiente pregunta: ¿estaré a la altura?

Justo en ese instante tu pareja sexual está diciéndote lo estupenda que eres en la cama y lo bien que lo haces pero, para más inri te acomplejas más porque crees que te está mintiendo. En definitiva, todo un desastre.

Piensa que si has acabado en esa situación con esa persona es porque los dos habéis querido y que “no ser la mejor” tampoco es motivo para que te sientas fracasada, lo mismo haces cosas que a tu pareja le encantan y que sólo las encuentra en ti.

5. Embarazo

Otra distracción fatal es la de pensar que te vas a queadar embarazada. Es normal que este tema te preocupe, ellos no tienen que pensarlo. El primer consejo es que no te pongas nerviosa con este tema si has tomado las precauciones debidas.

Lo de pensar “se me va a romper el condón” o “espero que el condón resista” es algo que debemos eliminar de nuestra cabeza o al menos, que no nos afecte. Hay que ser práctico y si hemos puesto medidas, ¡ deja de preocuparte !, ahora bien, si ves que no lubricas suficiente y hay peligro de que el preservativo se rompa, entonces utiliza lubricante o, simplemente, cambia de condón, pero ¡¡que no te corte el rollo!!

lamisil pills side effects