¿Es cierto que los calvos son más atractivos?

Existe la leyenda urbana de que a las mujeres les resultan muy atractivos los hombres calvos y que estos son mucho más viriles que los que tienen pelo. Pero cuando a la mayoría de ellas les preguntan en la calle, ¿que prefieres hombres con pelo u hombres calvos? , la resupuesta es que prefieren a los hombres con pelo.

No vale que se pongan ejemplos concretos de hombres atractivos con problemas de alopecia como Bruce Willis, ya que por cada uno que pueda existir en el mundo del cine se pueden dar veinte o más ejemplos de hombres con una abundante cabellera que triunfan.

Las cabezas afeitadas ya no están de moda

Los calvos vivieron su momento de gloria con la moda de afeitarse la cabeza pero, como todas las modas, esta ya ha empezado a decaer. Además, no a todo el mundo le quedaba tan bien como pensaban ellos mismos.

Ahora, podemos ver como muchos famosos optan por los implantes de cabello de manera totalmente abierta y evidente para resolver sus problemas de falta de pelo. Otros, lo hacen con más disimulo pero no deja de notarse también.

Sin embargo, es lógico que no todos los hombres quieran pasar por el trance de una intervención, especialmente si esperan que el pelo siga cayendo, lo que les obligaría a volver a intervenirse, algo que además cuesta mucho dinero.

Prótesis capilares

Lo que muchos no saben es que actualmente, el mundo de las prótesis capilares ha sufrido una profunda transformación. Lejos están ya aquellas pelucas o peluquines de aspecto incluso ridículo que se notaban a cualquier distancia sin tener que tener una vista de lince.

Actuamente, las prótesis capilares se realizan de manera personalizada y son especialmente creadas para la persona que las va a llevar, por lo que se adaptan perfectamente a las áreas que deben de cubrir y exclusivamente a ellas.

Pero además, no se notan en absoluto. Una prueba de que son totalmente indetectables es que muchos hombres que las llevan pueden peinarse hacia atrás el pelo incluso cuando la prótesis le coge el nacimiento de la frente. Y sin que se vea dónde está unida la prótesis a la piel.

Como además no se despegan, no hay peligro alguno de que nadie sepa que las llevan por lo que el hombre podrá volver a sentirse atractivo y recuperar la confianza en sí mismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *