La magia de la madera

cerramientos de madera

La madera es un recurso utilizado en las construcciones desde tiempos inmemoriales. Se encuentra en cada rincón de nuestro hogar como símbolo de sobriedad y elegancia. Su calidad y durabilidad a lo largo de los años es lo que la hace la primera opción a la hora de renovar nuestros espacios. Un equipo dedicado a mantener satisfechos a sus clientes. Harán un trabajo de acuerdo a las necesidades de tu vivienda, a un nivel de profesionalismo nunca antes visto.

Ambientan tus espacios externos como la azotea, la terraza o un comedor a puertas abiertas como en la imagen, dejándolos como nuevos al cien por ciento; un revestimiento de calidad, haciendo uso de la madera, la cual nunca pasará de moda. Podríamos construir una casa valiéndonos exclusivamente de este material. En la actualidad hay diseños que sobresalen y le dan a la fachada con bloques o láminas de madera, aplicados a la pared de diferentes formas, un interesante y sofisticado relieve. Además, la madera en exteriores te liberará del mal del escándalo en otros edificios ya que aisla el sonido. Existen dos tipos de madera y dentro de cada uno existen modalidades; maderas blandas y maderas duras. Las blandas son ligeras lo que las hace sensibles a los cambios de humedad; son más claras, elásticas y manejables, propias para revestir el interior de la casa. Las duras por otra parte tienden a ser oscuras y resistentes, lo cual los hace difíciles de trabajar, debido a su pesadez. Aguantan la humedad como campeonas. Pero, ¿qué tipo de madera elegir?. Todo está relacionado al uso que le vayamos a dar. En este caso, tratándose de espacios externos es preferible hacer uso de maderas duras.

¿Qué tipos son más recomendables en los exteriores?

Antes de llamar al equipo de, es importante saber que tipo de madera dura escoger, ya que, en espacios externos el material se encontrará expuesto a diversos agentes atmosféricos y ninguna es igual.

Castaño: es utilizada para tarimas y molduras. Asimismo, el Arce y el Ipe, son muy solicitadas en los cerramientos externos de madera.

Madera de pino: son las más utilizadas en espacios exteriores debido a su economía, sin embargo ofrecen poca resistencia al sol y a la lluvia, son propensas a ser atacadas por hongos e insectos. Necesita ser inyectada con un líquido llamado impregnación en profundidad, esto la hará más resistente. Es aplicada en el revestimiento de tarimas, escaleras y el exterior de la casa.

Maderas tropicales: muy resistentes y sin necesidad de algún tipo de modificación que las proteja, aparte de ello son de poco mantenimiento, su resistencia ronda entre 800 y 1000 kg por metro cúbico; se utiliza por lo general para la construcción de terrazas, patios y escaleras. No son económicas, y lo ideal es darles un barnizado cada seis meses.

El revestimiento total de las paredes con madera requiere de mucho mantenimiento, para mayor protección es recomendable rociarla con laca para mayor cuidado. El revestimiento completo de espacios como porches o cabañas procura reflejar el estilo y sofisticación de los dueños de la estancia, cubrir el exterior de una casa con madera es una labor de dedicación, el resultado final siempre nos dejará encantados.

Los ventanales tendrán un aspecto firme, a pesar de su tiempo de existencia, la madera se mantendrá fiel y fuerte ante las adversidades. En sitios de mucho frío, la madera toma lugar haciendo una especie de calefacción.

Revestir tu puerta con madera, garantizará seguridad, confort y aislamiento. Ella es la guardiana del hogar, se merece solo lo mejor del mercado. Además que la entrada de tu casa se verá muy elegante.

Además de hacer milagros, se ocupan de no sobrecargar las estructuras y cimientos dentro de la casa. La mejor opción se encuentra frente a tus ojos, no pierdas más tiempo y dale a tus espacios la sofisticación y tratamiento que merecen.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *