¿Qué hacer cuando se te estropea un electrodoméstico Balay?

Balay es una marca de confianza en miles de hogares en España. Es rara la casa en la que no hay o no ha habido un electrodoméstico de esta marca. Sus buenos resultados los avalan y hacen que quienes los prueba suelan repetir, confiando nuevamente en ellos. Pero, como puede suceder con todo, también sufren de averías. ¿Qué se debe de hacer en estos casos? ¿A qué servicio técnico Balay Barcelona acudir?

Lo primero que hay que saber es si el aparato tiene o no garantía. Por ley, todos los electrodomésticos tienen dos años de garantía, pero algunas tiendas dan a sus clientes la posibilidad de contratar una extensión de garantía hasta de cinco años. Si es así, tendrás que llamar para saber cuál es el servicio técnico oficial al que tienes que llevar el aparato, ya que esto es imprescindible para que conserve la garantía.

¿Y si no tengo garantía?

Si no tienes garantía no tienes obligación de llevar el aparato a un servicio técnico oficial. Puedes llevarlo a cualquier servicio técnico de confianza que trabaje con la marca. Es bueno que te asegures de que van a utilizar recambios oficiales, ya que estos son los que mejor van a funcionar con tu electrodoméstico.

Tienes que tener en cuenta que aunque tu electrodoméstico no tenga garantía oficial las piezas que te cambien y la reparación que se haga en el aparato sí tendrá una garantía. Por eso hay que solicitar siempre la factura detallada del trabajo que se ha hecho y de las piezas que se le han instalado. De esta manera, si vuelve a haber un problema en el mismo punto dentro del periodo de garantía, tendrán que hacerse cargo de la reparación.

Conserva siempre la factura

La factura es el documento que te pedirán para saber si tu compra tiene o no tiene garantía. Por eso siempre debes de conservar la factura de compra de un electrodoméstico junto con los papeles que incluye el mismo. Hoy, algunos papeles de ticket que son también factura se borran con facilidad, por lo que se recomienda hacer una fotocopia por precaución.

También se deben de guardar todas las facturas de las reparaciones que se lleven a cabo y conservar toda la documentación durante el tiempo que se tenga el electrodoméstico. Así, no se perderán garantías y no se pagará por cosas que están cubiertas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *