Vuelta al gimnasio y dieta saludable tras el verano

gimnasio

Tras los excesos del verano toca volver a las buenas costumbres tanto a la hora de sentarse a la mesa como en el plano deportivo, independientemente de si practicas algún deporte, acudes al gimnasio o prefieres hacer ejercicio en casa. Todas las opciones son buenas si contribuyen a nuestro bienestar y a llevar una vida más saludable. Una de las opciones que se están poniendo más de moda es el golf, ¿os habéis planteado alguna vez que este puede ser un deporte muy saludable, tanto a nivel físico como mental?

El Golf es una disciplina que permite realizar suaves movimientos pero de forma continua, se anda, favoreciendo el ritmo cardiovascular, y se ejercitan músculos del cuerpo que se ponen en tensión. Además, el hecho de estar al aire libre, en plena naturaleza, beneficia muchísimo nuestra salud mental. En España somos afortunados porque contamos con magníficos campos de golf por toda la geografía nacional: en Andalucía, en la Costa del Sol, se la conoce por los muchos campos de la Costa del Golf, con lugares Aloha que son perfectos para aprender y mejorar nuestra destreza; en Madrid está el Centro Nacional; y en Barcelona también hay muchos clubs y campos para aficionarnos a esta actividad.

Sea como fuere, el ejercicio físico es fundamental. Por ello, procura tomártelo con calma, no es bueno pasar de 0 a 100 en pocos días. Si tienes aparatos de gimnasia en casa, confiamos en que ya sabes cómo volver a la rutina y tienes claro qué hacer con tu cinta de correr o tu bicicleta elíptica. Si eres de los que prefieren ir al gimnasio y dejarse en manos de los profesionales, estamos seguros de que los monitores te sabrán guiar perfectamente dependiendo de lo que estés buscando (definir, perder peso, etc.).

La alimentación es fundamental. Recomendamos, por encima de todo, comer poco pero con frecuencia (unas 6 veces al día), ya que facilita la absorción de nutrientes y aumenta la sensación de saciedad. Además, estaría bien cambiar ese picoteo entre horas de dulce o salado tan típico de las vacaciones por algo de fruta, yogures desnatados o pavo, por poner algunos ejemplos.

En cuanto a las comidas importantes, procura evitar los platos precocinados y las grasas saturados, es mucho más recomendable comer productos frescos, legumbres, cereales, pescado, etc. Y, sobre todo, no dejes de lado ni la fruta ni la verdura, ya sea a la plancha o en formato crudo (ensaladas).

Independientemente de cuál sea tu elección a la hora de estar en forma tras el verano, tienes que hacer todo lo que esté en tu mano para evitar lesiones, y es que tras el parón suelen aparecer, ya que nuestros músculos no se encuentran en la misma forma física que tenían antes de irnos de vacaciones.

Es fundamental el calentamiento, que se debe realizar con suavidad y durante los primeros días será más largo de lo normal, ejercitando todos los grupos musculares con un ejercicio para cada uno de ellos y estirar durante, al menos, 15 minutos al finalizar los ejercicios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *