Skip to content

«Lifting» de pestañas: la alternativa a las extensiones

¿Te colocaste unas extensiones de pestañas pero ya no estás a gusto con los resultados? ¿Sabías que existen alternativas para las extensiones, que hacen ver a tus pestañas más naturales y sus resultados son más duraderos? Seamos sinceras: todas queremos vernos bien y sentirnos a gusto con nuestro cuerpo, por eso buscamos siempre los tratamientos que resalten nuestros rasgos y mejoren nuestra apariencia general.

Pero también puede ocurrir que cometamos un error con algún tratamiento que no cumpla con nuestras expectativas y necesidades. ¿Qué hacer entonces? En el caso de las pestañas existe una solución,  “Lifting” de pestañas: la alternativa a las extensiones. ¿Quieres saber en qué consiste este tratamiento?

Como sabemos, la extensión de pestañas, si bien es una opción para muchas, no siempre realza la belleza de todas: al consistir en la colocación de pelos que no son los naturales de la persona, existe la posibilidad de que se vea muy artificial y poco natural.

En el caso del Lifting de pestañas, la técnica es otra. No se insertan pelos en las cejas, sino que se aplica un estiramiento y alisamiento de las mismas desde su base. Esto permite erguir las pestañas y obtener un resultado completamente natural.

El “Lifting de pestañas” no es un rizado. Mediante la aplicación de keratina y el uso de instrumentos especiales, como las almohadillas de silicona, se logra un efecto de mayor longitud y mayor espesor para las pestañas. El procedimiento del Lifting de pestañas aplicado por profesionales para obtener mejores resultados que en las extensiones, es el siguiente:

  1. Primero se realiza una evaluación de tus rasgos y se aplica una limpieza en todo el ojo: parpados, pestañas, contorno, etc.
  2. Segundo, se colocan unas almohadillas de silicona que se fijan a cada párpado.
  3. Tercero, la especialista deberá estirar cada pestaña a la almohadilla con la aplicación del gel especial. Cada pestaña se estira desde la base hasta la punta. Una vez todas las pestañas estén estiradas y pegadas a la almohadilla, se deja actuar el producto por 15 minutos.
  4. Cuarto, luego de este tiempo, la especialista limpiará tus pestañas, retirará las almohadillas y limpiará de nuevo tus ojos.

¡Listo! A lucir pestañas increíbles y 100% naturales. La aplicación del tratamiento es bastante rápida: apenas unos 45 minutos, siempre que sea con manos profesionales. Esto también evita daños secundarios, malas aplicaciones, resultados de baja calidad, o poca duración.

El tratamiento es completamente indoloro y no tiene efectos secundarios. La duración va a depender de la fortaleza de tus pestañas naturales, pero varía en un rango de entre 5 a 8 semanas. Como cuidado general dentro de las primeras 24 horas no deberías aplicar cremas limpiadoras sobre las pestañas, las primeras 48 horas no sometas a vapores las pestañas (tipo sauna) ni maquillaje, y en las primas 72 horas deberías lavar el rostro con agua tibia. Todo esto para permitir la fijación del producto y la durabilidad del resultado. Puedes repetir el tratamiento las veces que desees.

Entonces, ya conoces la diferencia entre extensiones y lifting para pestañas. Nosotros te hablamos de los beneficios, los resultados y ventajas obtenidas pero la elección es tuya.